Psicología y pedagogía

septiembre 29, 2007

Los primeros pasos en la adquisición de la lectura y la escritura

Filed under: actividades estimulación,aprendizaje,escritura,lectura — marcginllen @ 12:50 pm
El primer aprendizaje de la lectura y la escritura a menudo supone un paso muy difícil para much@s niñ@s, proceso que en algunas ocasiones y según las metodologías aplicadas puede provocar la aparición de un importante rechazo hacia estas tareas, mostrándose desmotivad@s y reluctantes a aprender a leer y escribir.
La presencia de estas dificultades en el primer aprendizaje puede deberse, fundamentalmente, a diferentes aspectos:
1. Baja adquisición de la madurez cognitiva que permite acceder a los aprendizajes lectoescritores, madurez cognitiva que se rige básicamente por las siguientes habilidades cognitivas:

2. Un segundo motivo podría responder al método empleado en la enseñanza del proceso lectoescritor. Debemos tener en cuenta que la lectura y la escritura suponen un medio de comunicación entre dos o más personas, aspecto que en muchas ocasiones se pierde de vista en el proceso de enseñanza de la lectura y la escritura, incidiendo tan solo en el aprendizaje del código escrito, con lo cual much@s niñ@s acaban cansados de ver una serie de letras o silabas y repetir su sonido sin entender en absoluto para que sirven, con lo cual pierden el interés en ello y rápidamente olvidan la pronunciación de esa letra.
Este es el método de aprendizaje de la lectura con el que la mayoria de adult@s hemos aprendido a leer (método sintético), sin embargo, está provado que en la actualidad, en determinados casos resulta más útil la metodologia llamada analítico-global, que parte en primer lugar de la significidad de la lectura y la escritura, partiendo de la comprensión y descodificación de elementos significativos para ell@s para después realizar el paso inverso y poder conocer las letras de una en una (conviene resaltar que esta explicación resulta una simplificación, con la intención tan solo de dar a conocer el método y saber a grandes rasgos en que consiste).
Ante estas consideraciones, ¿Que actividades podemos realizar en casa para facilitar el aprendizaje lectoescritor de nuestr@s hij@s?

  • Leerles cuentos (así descubriran que la lectura les puede suponer una fuente de placer)
  • Poner rótulos en diferentes partes de la casa donde ponga el nombre de aquello que señala (nevera, silla, cuadro, televisión, horno, lavadora, lavabo, …)
  • Ayudarle a escribir notas o diferentes tipos de escritos senzillos que sean útiles para él/ella, una felicitación de navidad, un formulario para hacerse de un club de TV, la carta a los reyes magos, un nota para el/la profesor/a … Cualquier escrito que sea significativo será una buena herramienta.
  • Rehuir el trabajo repetitivo de letras o silabas, tipo repetir “pa, pe, pi, po, pu” porque aunque nos parece que se lo sabe mañana seguramente ya no lo recordará. Este trabajo, seguramente ya lo realizaran en la escuela.
  • Trabajar mediante vocabulario visual temas que sean de su interés:
    • Animales
    • Jugadores de futbol
    • Juguetes
    • Comidas
      • Para realizar esta tarea una buena actividad consiste en mostrarle una serie de nombres que deba recordar junto con su dibujo y luego mostrarle la palabra sin el dibujo a ver si lo recuerda. Siempre planteándolo como un juego.

En definitiva se trata de actividades que permitan que disfruten de la lectura y la escritura, con una finalidad triple:

  1. Comprender el significado de la lectura y la escritura
  2. Facilitar la motivación para la lectura y la escritura.
  3. Potenciar su aprendizaje

Resulta importante tener en cuenta que l@s niñ@s que aprenden a leer y escribir mediante este método suelen presentar en el futuro menos dificultades en relación a la comprensión lectora.

Anuncios

septiembre 25, 2007

La orientación temporal y su influencia en el aprendizaje

Filed under: aprendizaje,habilidades cognitivas,orientación temporal — marcginllen @ 9:30 pm
Dentro del capítulo de las habilidades cognitivas y como éstas inlfuyen en el desarrollo del aprendizaje, una habilidad clave resulta el desarrollo de la orientación temporal, como ya apuntábamos en un artículo reciente. La orientación en el tiempo, un aspecto difícil de adquirir en las primeras edades, juega un papel muy importante en aspectos tan básicos como la comprensión ya sea oral o escrita.

La orientación temporal nos permite comprender las secuencias de acontecimientos, así como nos permite entender el devenir de la historia como encadenamiento de causas y consecuencias. En una tarea como la lectura la capacidad para entender aquello escrito exige ser capaz de orientarse en el tiempo, en el antes y el después, en las causas y las consecuencias; aspectos clave para comprender textos tanto de tipo narrativo como expositivo (el más común en los libros de texto sobretodo de ciencias naturales y sociales). Un paso previo a este tipo de comprensión es la comprensión oral, en la cual también resulta igualmente importante aprehender la secuencia temporal, tanto en el manejo de instrucciones como en los relatos orales.

En otro aspecto en el que en un primer momento no veriamos tan clara la relación es en el aprendizaje de las matemáticas. En esta área en la que muchas veces se da más importancia al dominio de ciertas mecánicas no debemos olvidar los conceptos básicos propios de esta área como son la noción de cantidad, noción que nos permitirá entender a posteriori el funcionamiento interno de la numeración. En este sentido resulta clave comprender los mecanismos de anterior y posterior, aspectos claramente relacionados con la orientación temporal, ¿cual es el numero que va antes y cual va después?

Los niñ@s con dificultades para mantener la atención, l@s niñ@s con TDAH (Trastorno por Deficit de Atención y Hiperactividad) y aquell@s con predominio de hemisferio derecho, suele tener dificultades en el manejo del tiempo, presentando de este modo un ritmo o muy acelerado (Hiperactiv@s con impulsividad) o bién un ritmo muy lento (TDA, hemisferio derecho). Este punto les dificulta seriamente su desarrollo escolar ya que les impide seguir el ritmo de sus compañer@s soliendo encontrarse siempre un paso por detrás de esto@s. Asimismo, su planificación del tiempo de estudio suele ser deficiente a la par que muestran dificultades para hacer las tareas en un tiempo que la mayoría consideraria más que suficiente.

septiembre 14, 2007

La orientación espacial y su influencia en el aprendizaje

Una de las habilidades básicas más relevantes en relación al desarrollo de los aprendizajes de l@s niñ@s resulta ser la orientación espacial, esta habilidad no se trata de una habilidad única y que no dependa de otros factores, como puede ser la capacidad de memoria por ejemplo, sino que depende en gran medida del proceso de lateralización y del desarrollo psicomotor. Sin embargo es importante tener en cuenta que en algunas ocasiones podemos encontrar niñ@s con dificultades de orientación espacial sin problemas en relación a la lateralidad o la psicomotricidad, aunque es posible que los hayan tenido anteriormente.
Como sabemos las personas nos regimos por 2 categorías básicas que nos permiten entender aquello que sucede a nuestro alrededor, recordarlo y también actuar en consecuencia, estas categorías tan importantes, sobre las que recaen todos nuestros aprendizajes complejos, no son otras que el espacio y el tiempo, sin referentes en alguna de éstas no somos capaces de procesar ningún tipo de información, o por lo menos nos resulta seriamente difícil, de hecho si nos paramos a pensar las grandes incógnitas de la humanidad se refieren a estos dos conceptos que al fin y al cabo parecen ser infinitos. ¿Donde termina el espacio? ¿Cuando terminará el tiempo?
Bien lejos de estas consideraciones de carácter más filosófico, cuales son las incidencias del desarrollo de la orientación espacial en el aprendizaje (en otro artículo hablaremos de la orientación temporal y su incidencia):

  • La orientación espacial juega un papel sumamente importante en el desarrollo de la lectura y la escritura, a primera vista nos puede parecer que esta relación no pueda ser tan importante, no obstante, resulta clave. La importancia reside en el hecho de que tanto las actividades de lectura como las de escritura se encuentran insertas en una direccionalidad muy específica:
    • Tanto la lectura como la escritura, en nuestro sistema, siguen una direccionalidad clara de izquierda a derecha, es decir, empezamos a leer desde la izquierda y terminamos en la derecha. Esta direccionalidad es claramente favorable a los diestros, puesto que para los zurdos en las tareas de escritura suele conllevar ciertas incomodidades.
      • En el momento en que no tenemos clara esta direccionalidad es cuando se suelen dar las inversiones en la lectura, las rotaciones de letras, especialmente aquellas más proclives a la rotación como son la b y la d o la p y la q, estas rotaciones se deben a la simetría existentes entre estos caracteres y pueden provocar importantes deficiencias en la lectoescritura, deficiencias que en algunas ocasiones pueden ser confundidas con dislexia.
      • Lógicamente, las dificultades en la adquisición de esta direccionalidad entorpecen sobremanera el primer aprendizaje de la lectoescritura, así como los ulteriores progresos en esta.
    • En cuanto a la escritura de las letras, manuscritas lógicamente, nos sucede lo mismo todas ellas siguen una direccionalidad concreta que nos facilitan entrelazarlas entre ellas y ser más ágiles escribiendo.
      • Aquí las dificultades que nos puede suponer son un ritmo escritor lento o una mala grafomotricidad (mala letra).
  • Por otra parte, el bajo desarrollo de la orientación espacial también puede incidir en otros aspectos básicos del desarrollo de l@s niñ@s, como son el deporte, pudiéndose mostrar poco hábiles ante todo en deportes que exigen saberse ubicar en superficies grandes. Al mismo tiempo, que si además de las dificultades espaciales han tenido un desarrollo psicomotor pobre, pueden presentar dificultades en el sentido de mostrarse más bien torpes.
  • En otro aspecto en el que puede incidir negativamente es en relación al dibujo, resultando niñ@s, en términos generales, con poca habilidad en este sentido.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.