Psicología y pedagogía

octubre 9, 2007

EFICACIA: el punto intermedio entre la impulsividad y la reflexividad

La impulsividad y la reflexividad son dos polos opuestos de forma que tiene los alumnos de encarar los procesos de resolución de problemas. En primer lugar haremos una pequeña descripción del significado de estos estilos de aprendizaje.

Impulsividad

Se caracteriza por dar una respuesta muy rápida ante un problema, de forma que antes analizar convenientemente la cuestión ya ha producido una respuesta. Esta rapidez puede provocar que a menudo sus ejecuciones sean poco precisas y se guíen mucho por el ensayo error, aunque ante determinadas tareas, este tipo de comportamiento es poco útil, por ejemplo ante un examen, donde probablemente no nos percataríamos del error de forma previa a entregar el examen, ya que nuestro estilo cognitivo tampoco nos permitiría repasar las respuestas dadas. La mayor ventaja de la impulsividad es la velocidad en la resolución de tareas, aunque su mayor desventaja se refiere a la falta de precisión.

La impulsividad es propia de niñ@s de hemisferio izquierdo muy dominante; así como la podemos encontrar asociada a alumnos con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) con predominio impulsivo.

Reflexividad

La reflexividad supondría la contraposición a la precipitación o impulsividad, de forma que se trata de aquella persona que antes de producir una respuesta ante un problema valora todas las posibles soluciones, así como todos los elementos que intervienen ante esta cuestión, de este modo procura asegurar que la respuesta que produce es la más adecuada ante el problema. No obstante, la desventaja de este tipo de estilo cognitivo es que el tiempo que precisa para producir una respuesta es muy elevado, motivo por el cual en determinadas ocasiones su conducta cognitiva tampoco resulta adaptativa. Pongamos por ejemplo un examen con tiempo limitado o en el caso de adultos un proyecto que debe terminar en un plazo concreto, es muy probable que en el caso del examen pueda realizar tan solo una parte de este; al mismo tiempo puede presentar dificultades para entregar el proyecto a tiempo, aunque este resulte un proyecto brillante.

La reflexividad en su extremo es propia de niñ@s de hemisferio derecho muy dominante; también puede encontrarse relacionado con alumn@s TDAH de predominio desatento, es decir, aquellos que no muestran un exceso de movimiento pero muestran muchas dificultades para centrar la atención.

EFICACIA

Por suerte la mayoría de las personas nos encontramos en un término medio en el continuo entre impulsividad y reflexividad. Esto nos permite regular nuestro tipo de respuesta ante la situación problemática pudiendo emitir una respuesta más o menos rápida y más o menos reflexionada, lo que nos permite ser más eficaces en nuestras tareas.

ALGUNOS CONSEJOS PARA CONSEGUIR UNA TENDENCIA MÁS EFICAZ

Ante un niñ@ impulsiv@:

Tenemos de tener en cuenta que en el procesamiento de la información no media la reflexión, de forma que carecen absolutamente de cualquier tipo de estrategia metacognitiva, ante esta situación la mejor manera de ayudarlos es entrenandolos en el uso de una estrategia de este tipo como podria ser la siguiente:

1. Antes de empezar: PARO

2. OBSERVO

3. PIENSO QUE DEBO HACER

4. ACTUO

5. REPASO

Esta estrategia metacognitiva es la que realizamos más o menos todas las personas ante una situación nueva de forma innata, sin embargo l@s niñ@s impulsiv@s no la utilizan, motivo por el cual se la debemos proporcionar externamente.

Ante un niñ@ excesivamente reflexiv@:

La principal dificultad que presentan este tipo de alumn@s resulta el manejo del tiempo, el cual les resulta muy difícil de medir y gestionar, ante esta situación se trata de entrenarlos en la resolución de tareas sencillas de forma rápida y de enseñarles a gestionar convenientemente su horario, por ejemplo por las tardes en casa tener muy pautado lo que se debe realizar después de cada tarea y cuanto tiempo deben tener estas tareas (el tiempo debe ser un tiempo factible para realizar la actividad en cuestión).

Anuncios

septiembre 29, 2007

Los primeros pasos en la adquisición de la lectura y la escritura

Filed under: actividades estimulación,aprendizaje,escritura,lectura — marcginllen @ 12:50 pm
El primer aprendizaje de la lectura y la escritura a menudo supone un paso muy difícil para much@s niñ@s, proceso que en algunas ocasiones y según las metodologías aplicadas puede provocar la aparición de un importante rechazo hacia estas tareas, mostrándose desmotivad@s y reluctantes a aprender a leer y escribir.
La presencia de estas dificultades en el primer aprendizaje puede deberse, fundamentalmente, a diferentes aspectos:
1. Baja adquisición de la madurez cognitiva que permite acceder a los aprendizajes lectoescritores, madurez cognitiva que se rige básicamente por las siguientes habilidades cognitivas:

2. Un segundo motivo podría responder al método empleado en la enseñanza del proceso lectoescritor. Debemos tener en cuenta que la lectura y la escritura suponen un medio de comunicación entre dos o más personas, aspecto que en muchas ocasiones se pierde de vista en el proceso de enseñanza de la lectura y la escritura, incidiendo tan solo en el aprendizaje del código escrito, con lo cual much@s niñ@s acaban cansados de ver una serie de letras o silabas y repetir su sonido sin entender en absoluto para que sirven, con lo cual pierden el interés en ello y rápidamente olvidan la pronunciación de esa letra.
Este es el método de aprendizaje de la lectura con el que la mayoria de adult@s hemos aprendido a leer (método sintético), sin embargo, está provado que en la actualidad, en determinados casos resulta más útil la metodologia llamada analítico-global, que parte en primer lugar de la significidad de la lectura y la escritura, partiendo de la comprensión y descodificación de elementos significativos para ell@s para después realizar el paso inverso y poder conocer las letras de una en una (conviene resaltar que esta explicación resulta una simplificación, con la intención tan solo de dar a conocer el método y saber a grandes rasgos en que consiste).
Ante estas consideraciones, ¿Que actividades podemos realizar en casa para facilitar el aprendizaje lectoescritor de nuestr@s hij@s?

  • Leerles cuentos (así descubriran que la lectura les puede suponer una fuente de placer)
  • Poner rótulos en diferentes partes de la casa donde ponga el nombre de aquello que señala (nevera, silla, cuadro, televisión, horno, lavadora, lavabo, …)
  • Ayudarle a escribir notas o diferentes tipos de escritos senzillos que sean útiles para él/ella, una felicitación de navidad, un formulario para hacerse de un club de TV, la carta a los reyes magos, un nota para el/la profesor/a … Cualquier escrito que sea significativo será una buena herramienta.
  • Rehuir el trabajo repetitivo de letras o silabas, tipo repetir “pa, pe, pi, po, pu” porque aunque nos parece que se lo sabe mañana seguramente ya no lo recordará. Este trabajo, seguramente ya lo realizaran en la escuela.
  • Trabajar mediante vocabulario visual temas que sean de su interés:
    • Animales
    • Jugadores de futbol
    • Juguetes
    • Comidas
      • Para realizar esta tarea una buena actividad consiste en mostrarle una serie de nombres que deba recordar junto con su dibujo y luego mostrarle la palabra sin el dibujo a ver si lo recuerda. Siempre planteándolo como un juego.

En definitiva se trata de actividades que permitan que disfruten de la lectura y la escritura, con una finalidad triple:

  1. Comprender el significado de la lectura y la escritura
  2. Facilitar la motivación para la lectura y la escritura.
  3. Potenciar su aprendizaje

Resulta importante tener en cuenta que l@s niñ@s que aprenden a leer y escribir mediante este método suelen presentar en el futuro menos dificultades en relación a la comprensión lectora.

septiembre 7, 2007

Algunas actividades para mejorar la comprensión lectora

Filed under: actividades estimulación,comprensión lectora,lectura — marcginllen @ 1:58 pm
Como ya hemos escrito en anteriores artículos la comprensión lectora es uno de los aprendizajes más importantes para el correcto desarrollo escolar en todas sus etapas. Las dificultades en relación a la comprensión lectora pueden hacer su aparición a partir de 3º de primaria, momento en el que la lectura en la escuela pasa de ser un fin en si mismo a ser un medio para adquirir otros aprendizajes. Esta distinción no es del todo correcta, ya que la lectura se sigue trabajando más adelante, aunque, generalmente, menos de lo que se debería.
No obstante, las dificultades en relación a la comprensión lectora pueden aparecer en cualquier momento de la escolaridad obligatoria y no obligatoria. Debemos distinguir nuevamente entre la comprensión lectora y el recuerdo de información, ya que mediante este último recurso y un esfuerzo importante much@s alumn@s pueden ir superando diferentes niveles educativos sin que nadie se percate de las verdaderas dificultades para comprender aquello que el/la alumn@ lee. Sin embargo, no debemos olvidar que este recurso es muy limitado, ya que este tipo de memoria posee una duración limitada, con lo cual el alumno realmente no está adquiriendo unos verdaderos aprendizajes. De este modo, el nivel de sus conocimientos es cada vez menor en relación a sus compañer@s y por tanto sus dificultades para comprender los textos son mayores.
A parte de estas consideraciones a continuación presentamos una serie de actividades que consideramos muy oportunas tanto para su práctica en la escuela como en casa si detectamos que nuestr@ hij@ presenta dificultades de comprensión lectora.

Actividades iniciales o para alumnos con muchas dificultades:

  • Comprensión de pequeños fragmentos de texto o unidades significativas de este
    • Realizar una lectura de un fragmento de texto (parágrafo) y luego escribir 1 o 2 frases que lo resuman.
    • Identificar oraciones cortas con un dibujo que las represente.
    • Lectura silenciosa de pequeños fragmentos de texto y comentar-los con el profesor
  • Lectura de instrucciones
    • Realizar dibujos a partir de instrucciones escritas.
  • Ejercicios de comprensión explicita del texto: buscar directamente la información en este.
Actividades para un nivel medio o inicios de comprensión profunda
      • Estrategia de lectura del texto
          • Formulación de hipótesis del contenido del texto
            • Entrenamiento en el uso de los elementos externos al texto (título, ilustraciones, esquemas,…), como anticipación del contenido de este.
          • Lectura de este
          • Confirmación refutación de la hipótesis inicial.
      • Redactar el inicio o el final de una narración en la que uno de los anteriores no se encuentra presente.
      • Completar un texto en el que partes esenciales de este han sido omitidas.
      • Lectura triple
        • Leer 3 veces un texto de 250 palabras aprox.. Después de la tercera lectura realizar preguntas de comprensión.
      • Ordenar las frases dentro de un fragmento de texto pequeño. Inicialmente se puede empezar con textos muy secuenciados, por ejemplo sobre lo que hacemos por la mañana. Para posteriormente pasar a textos mas complicados.
      • Ordenar las frases dentro de un texto. Inicialmente, ordenar las frases que componen un parágrafo y posteriormente ordenar los parágrafos que componen un texto completo.
      • Realizar resúmenes jerárquicos, es decir, a partir de un texto expositivo, realizar un resumen desde la idea principal o general a partir de la cual vayan surgiendo los contenidos más secundarios.
Este listado de actividades tan solo consisten en una serie de recomendaciones, el nivel de dificultad de las cuales debe ser regulado por aquella persona que trabaja con el/la alumn@, ya que todas ellas pueden permitir un nivel de complejidad variable.
Otro consejo resulta tener en cuenta cuan significativas resultan para el/la alumn@, de forma que potenciaremos su motivación por la lectura y facilitaremos su comprensión al resultar aprendizajes significativos.
Por último, tener en cuenta que con este tipo de actividades podremos trabajar los diferentes aspectos básicos de la comprensión lectora como son la integración coherente de la información, el seguimiento de instrucciones, la ampliación de vocabulario, el uso de los conocimientos previos, …

Blog de WordPress.com.